domingo, 21 de noviembre de 2010

Feria de Abril en Noviembre


Visualizo mi cuerpo, el cuerpo de una mujer de más de cuarenta años, como una caseta de la feria de abril en el día de la inauguración( ¡qué descontextualizada!, viviendo en Gijón). Miles de bombillas se me han encendido, sin nadie que me inaugure…
Luces de amor, luces de odio, luces de compasión. Me metían mano en 8º de EGB( ¿ hay alguien al otro lado que sepa qué significan estas siglas?) sí, cada día subía por las escaleras y uno, o varios, podían decidir qué parte de mi cuerpo tocaban…me metieron mano también en el autobús, otros me llamaron FEA y GORDA cuando respondía a sus manos-ojos “ que te invaden”…Y entremedio, pasó el tiempo, las tetas de la caseta se fueron venciendo, ¡la dueña de las tetas NO! ¿Cuándo me hice feminista? No sé, digo que las bombillas, tal vez CIEN, o MIL, o TODAS, encendidas hasta el ROJO VIVO, explotan.

No sé cuándo llegó la rabia…todo para contaros, decir que me siento LIBRE. ¡SOY MUJER! Y no voy a subir más las escaleras soportando tu mano en MI CUERPO.

¡Eso es! Cada vez que me menosprecias, que aminoras mi dignidad, que haces risa y befa de mi sufrimiento, de NOSOTRAS, vas a encontrar mis bombillas encendidas.

¡Atención compañeras! Circula por los espacios escénicos una obra, Teatru de Sombres y romanceru, de la compañía El Turnebís del Tribilín, que representa para público infantil el asesinato de una mujer infiel a manos de su marido. El día 15 de noviembre, refugiados en la tradición y la costumbre, eso que reivindican en todos los países para recortar los derechos de las mujeres, se rieron de nuestras muertes, pues nuestro cuerpo, nosotras mismas, somos propiedad de un hombre o no somos.


Teatru de sombres y romanceru

El turnebis de Tribilín Duración: 60minutos Edad recomendada: a partir de 5 años

El Turnebís de Tribilín es un grupo asturiano de los pocos que en nuestro país se dedica al teatro de las sombras, un arte milenario y con mucha tradiciñon en otros países como China, Turquía, Grecia, Egipto etc. Este espectáculo se basa en diferentes cuentos y romances recogidos de la tradición oral: EL molino mágico, El dragón de la cueva, El mozo arriero, EL enamorado y la muerte, La esposa infiel, etc. Desde la oscuridad saldrán a la luz, muchas historias y personajes que quizás requieran la colaboración del público infantil.

5 comentarios:

  1. EGB= Enseñanza General Básica.
    Y ahora al tema: querida, nos queda mucho por hacer, pero lo bueno es que tú en algún momento te hiciste feminista y con ello te uniste a la gran corriente que nos da fuerza para seguir en la brecha. A las barricaaaaaaadas.

    ResponderEliminar
  2. Sí Marcela :)
    Estamos hoy contentas porque un pequeño gesto como publicar y denunciar algo así está dando qué hablar, aunque sea en pequeños foros. Una corriente, una enorme ola, una fina y resistente red de mujeres.
    ¡...somos todas feministas!

    ResponderEliminar
  3. acabo de leer un comentario que dice que representamos el asesinato de una mujer infiel a manos de su marido. Evidentemente quien eso escribe no ha visto la obra, pues no sucede nada de eso. No entiendo como se escriben comentarios sobre algo que no se ha visto. Ni la Inquisición podría hacerlo peor.

    ResponderEliminar
  4. Mui buenes.

    ¡¡¡¡Atención collacies y collacios ¡¡¡¡ Lo que se diz nel testu de que na representación del grupu de teatru de solombres, el Turnebís del Tribilín, y non de sombres, como pon nel testu, probablemente debíu a la inorancia de nun saber escribir n’Asturianu, sobre que se representa pal públicu infantil l’asesinatu d’una muyer infiel de manes del so maríu ye una mentira tan grande como la inorancia, la poca capacidá intelectual y la falta d’atención de la persona que lo escribe, seya muyer o paisanu, porque como s’escuende pa decilu detrás del anonimatu que-y paez que dá esto d’interné, pos nun podemos saber que ye, en principiu.

    Los que subimos a un escenariu nun mos escondemos y podemos decir les coses bien altu y per delantre. A mi nun me fai falta escondeme con un nomatu, sigo pudiendo dir pela cai cola frente bien alta, y defender les coses nos foros que merecen la pena. Nun mos fai falta escondemos nin siquiera detrás de les tradiciones, que como tamién demuestra la persona qu’escribe esi testu, nin entiende nin comprende lo que ye’l filu trasmisor d’una hestoria con siglos ente nos de la que nun podemos, nin debemos, cambiar nin una coma, pa precisamente contar daqué qu’espeya un momentu de la historia tal como se vivió, hestoria que, afortunadamente va seguir viva durante muchos años más porque hai muncha xente mozo que disfruta con ella y sabe entendela.

    La persona, por llamalo algo, qu'escribe'l testu del blog, y diz respetar la llibertá y los drechos de la muyer, lo que nun tien, como persona, ye munches lluces, y por ello nun puede tener el más mínimu créditu pa defender ná de ná, asina que probes de les muyeres o persones que tengan qu’enfotase n’ella pa cualaquier cosa. Amás de reforzar significáu despectivu de bruxa y desacreditar asina, dafechu, el movimientu feminista.

    Si lo qu'entendió esta persona ye lo que diz, y como puede comprobase diendo a les representaciones, ye mentira, lo que tien de facer, si de verdá ye persona y diz respetar la llibertá y los drechos de la muyer, ye detractase, borrar lo que punxo nel blog y aclarar nel llugar que correspuende l’enguedeyu que montó, que n’Asturies conocemos toes y toos, y too se sabe con pocu que miremos, ¡verdá guapina¡.


    ¡¡¡¡Nun hai lliberación de la muyer ensin lliberación de la inorancia¡¡¡¡

    Salú.

    ResponderEliminar
  5. Brujabrújula no se esconde, es absurdo decir eso. No usamos las redes para escondernos, lo que pasa es que, evidentemente, nuestro cuerpo y voces físicas están detrás de una pantalla de ordenador. Somos mujeres con nombres y apellidos, y muy visibles.
    Dos: los errores tipográficos no son, en un principio, ignorancia. La representación la vimos, acompañando a niñas y niños.
    Tres: Seguiremos defendiendo que habiendo cientos de miles de historias preciosas que contarle al público, elegir una historia donde el maltrato y la violencia se justifica, es atroz.
    El derecho de pernada, el asesinato de homosexuales, la ablación, la lapidación... que las mujeres no pudieran ser actrices hace 500 años en Inglaterra, que grandes escritoras tuvieran que estar detrás de sus maridos para publicar sus obras, que mi abuela no pudiera ir sola al cine, "que mi marido me pegue lo normal"... Hay muchas tradiciones a enterrar, y muchas otras nuevas y bellas por crear.
    ¿No os preguntáis si ese público que tenéis delante puede tener una situación familiar parecida que le va a marcar la vida para siempre? El arte nos debería poder cambiar la vida ¿No?

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.