lunes, 4 de octubre de 2010

Frank de la Jungla y la afortunada lagarta mediterránea.


La cadena Cuatro tiene nuevo programa: Un formato relativamente novedoso, relativamente entretenido y relativamente todo lo demás.
“Frank de la jungla”, protagonizado por Francisco Cuesta, trata de un aventurero que se dedica a perseguir y martirizar a reptiles y otros seres vivos por todas las selvas, bosques, cuevas y rincones donde la naturaleza suele estar tranquila y a su equilibrado aire. Nos cuentan que es con fines didácticos y para promulgar el respeto a estos magníficos animales y su entorno, el contacto con otras culturas y el saludable afán de aventura –o incontenible deseo de dar por saco-
Lo que yo vi ayer fue algo totalmente diferente: Un cachas -aunque quizá eso sea lo de menos, ya que no van a poner a un tío flacucho y sin fuerzas lidiando con una desafortunada anaconda ¡y mucho menos a una chica!- que se pasa 45 minutos “cagándose en la puta”, llamando “nenazas” a sus compañeros reporteros, y acordándose de la madre que parió al pobre cocodrilo que se defiende y le muerde o al desgraciado búho que le hinca las uñas en su lucha por zafarse del musculitos de culo en pompa.
-¡Y ahí van las aburridas feministas sacándole punta a un programa de entretenimiento que no hace daño a nadie!- Pues sí, hace daño, porque aunque aquí la que escribe no tiene el mejor vocabulario del mundo, los improperios de este machazo le hacen temblar los tímpanos a cualquiera. Por no citar, una a una, a las verdaderas protagonistas de este espacio televisivo: las diosas bestias, que se hacinan en sus bellos rincones en un fallido intento por estar sencillamente EN PAZ.
Si en vez de cagarse en putas, acordarse de las madres, llamar nenazas a los que más bien son sensatos, y tratar a los y las lugartenientes con un poco más de respeto y menos altanería este Tintín con chanclas rojas refiriera sus injurias a dios, los curas, la iglesia, el estado o el rey, y se dedicara a denunciar lo que hace el ser humano con la Madre Naturaleza, otro gallo (nunca mejor dicho) nos cantaría.
Este afán de las televisiones por cambiar conceptos es increíble. Por lo demás, todo perfecto, sigan entreteniéndose con Frank de la Jungla y su circo de arriesgadas y trepidantes aventuras con anacondas, fieros cocodrilos e inclemencias selváticas varias.
¡Suertuda lagarta mediterránea!






3 comentarios:

  1. si es que estos machotes se lo pasan en grande así, para que les vean otros que tienen su misma idea de machote ¿o te crees que el programa va dirigido a las mujeres también? ¿y a las feministas? ¿y a los y las ecologistas de verdad? ¿y al personal docente con medio dedo de frente? Nooooo, es de machotes para machotes y mujeres escrotadas (que diría mi querida Carmen Gómez Ojea)

    ResponderEliminar
  2. Marcela, siempre tan acertada...me parto con las "mujeres escrotadas" de Carmen. No había pensado a qué sector iba dirigido el programa ¡Claro, eureka!
    Y lo peor...para los adolescentes, me temo...(por el horario)

    ResponderEliminar
  3. Lo que da de si el trabajo de los demás, sobre todo a la hora de la crítica. A más de un@ quisiera yo ver en situaciones no tan extremas a ver como utiliza el diccionario de la Real Academia Española.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.