miércoles, 22 de septiembre de 2010

Día internacional contra la explotación sexual.


Se dice que la explotación sexual es el 2º negocio a nivel mundial por detrás del tráfico de drogas.
El capitalismo, el neoliberalismo desalmado y la histeria por el crecimiento económico de este mundo hacen de los gobiernos serios sospechosos de complicidad frente a esta terrorífica realidad. Cómplices con su silencio, cómplices por incentivar a dudosas empresas de turismo y lujo , porque ¿Qué sería de la costa Mediterránea europea, del abarrotado Caribe, del turismo tailandés o del norte de África, si hubiera un compromiso firme, arriesgado y contundente contra la explotación sexual y el rapto sistemático de mujeres, niñas y niños? Las políticas y las leyes de muchos países son bien claras, pero a penas su cumplimiento es un sucio y vago reflejo de lo que duramente critican y castigan sus páginas.
Detrás del rapto, el asesinato, el maltrato y la violencia sexual hacia las mujeres, niños y niñas, subyace el hetero-patriarcado acentuado, cómo no, por el voraz sistema capitalista que quiere normalizar por lo bajito el mercado sexual a través del fomento del lujo, el consumo voraz, la banalización de la sexualidad -especialmente la de las mujeres- en los medios de comunicación, el maltrato, la sumisión o la dependencia.

Según la ONG PLAN, más de 30 millones de niñas y adolescentes viven expuestas al peligro de caer en estas redes por estar en serio riesgo de exclusión social o vivir en las calles..
Naciones Unidas habla de 2,5 millones de seres humanos víctimas de las redes de tratas de personas para su explotación sexual o laboral. El 80% de ellas son mujeres y niñas.

Un ejemplo que conocemos gracias a las BB argentinas y que, además, nos puede acercar más a la realidad que las estadísticas de estas enormes entidades, es la situación de su país:
- En Argentina se lucran con este "negocio" de una manera u otra casi medio millón de personas -delincuentes, no nos olvidemos-.
- En apenas tres años unas 600 mujeres, niñas y niños han desaparecido de sus hogares presas de las redes de explotación sexual.
Y sólo es un ejemplo.


¡NO A LA EXPLOTACIÓN SEXUAL!
¡NO A LA TRATA DE MUJERES Y NIÑ@S!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.