miércoles, 2 de junio de 2010

Louise Bourgeois: Mujer, artista, artesana.

La vida de Louise Bourgeois empezó como la de tantas otras mujeres de principio del siglo XX: entre telares, hilos y remiendos. En su caso particular, entre los tapices que restauraban su padre y su madre.

Pero Bourgeois estudió matemáticas, geometría y arte. Supo remendar y vengar su pasado con la propia obra a modo de terapia constante. Sus esculturas e instalaciones, su obra plástica, objetual y contextual entera, no fue otra cosa que pura arte-terapia, cómo no, reconocida más bien tarde.

Encontraremos en la obra de Bourgeois muchas conexiones con la estética matriarcal en la que vida y arte quedan unidos (…a través de esta comunión, la mujer se expresa siendo consciente de su propio sexo). Las reflexiones de Bourgeois mostraban más que un simple apoyo por ciertas ideas planteadas de distintos feminismos. Parte de su extensa obra, llena de cualidades postmodernas, reflejan el multiculturalismo y feminismo vinculados al postmodernismo de los 70 y 80. Burgeois transmite la libertad de una artista que consiguió ser una misma.

Desde luego, el feminismo siempre guarda en su corazón y su memoria a mujeres valientes y libres, independientes y justas, que se enfrentan al sometimiento patriarcal con armas tan potentes como la propia vida; el propio arte.

Hasta siempre Louise Bourgeois.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.